La complejidad de los sensores de tu vehículo

La complejidad de los sensores de tu vehículo

La complejidad de los sensores de tu vehículo

Hoy en día los vehículos han evolucionado a una especie de computadora sobre ruedas, con una increíble cantidad de controles digitales en todos los aspectos del vehículo lo cual ha posibilitado añadir unas muy buenas aplicaciones que agregan lujo y confort pero que también han complicado la vida de los dueños de vehículos. Y es que La complejidad de los sensores de tu vehículo han creado nuevas fallas que muchos conductores están llegando a detestar.

Y es que no es solo el hecho de que todo posea un sensor, si no que ha aumentado los costos de mantenimiento y servicio técnico, al estado de también complicar encontrar mecánicos con la formación necesaria para manejar La complejidad de los sensores de tu vehículo

Esto es el resultado de nuevas normas de seguridad en las normas de control de emisiones de escape. Parte de esta complicación es debido a la amplia gama de accesorios de control de performance, y de comodidades de lujo. Los ordenadores digitales controlan los motores. Algunos coches de lujo tienen “ordenadores de abordo” para controlar las características de lujo. Y todos estos equipos dependen de La complejidad de los sensores de tu vehículo.

En el lado positivo, estos sistemas electrónicos digitales hacen que sea fácil de controlar constantemente los parámetros vitales del motor como la presión del aceite, temperatura del refrigerante y las emisiones de escape y de informar al conductor cuando algo anda mal. Los Sensores del motor del coche monitorear continuamente los principales sistemas, el envío de señales en tiempo real a las computadoras a bordo. Y estos equipos mantienen un seguimiento de todo, alertando al conductor sólo cuando algo está mal o cuando el vehículo debe ir a servicio, justificando con ello La complejidad de los sensores de tu vehículo.

¿Hasta dónde llega La complejidad de los sensores de tu vehículo?

En muchos vehículos hoy en día, las computadoras digitales controlan no sólo las funciones del motor, sino el todo, desde el sistema de control climático a la operación de faros y las luces traseras. Más que eso, muchos sistemas están obligados a almacenar información para consulta posterior. Los técnicos de servicio pueden conectar sus propias computadoras en un vehículo y, a menudo diagnosticar rápidamente lo que está mal, aunque el problema se presente de forma esporádica. Esto es, por supuesto, posible si todo está funcionando como debería y si el técnico ha sido entrenado a fondo y tiene las herramientas de servicio adecuadas a La complejidad de los sensores de tu vehículo.

Los vehículos controlados por ordenador modernos, al igual a los puramente mecánicos, también deben tener la mezcla correcta de aire con el fin de operar. La diferencia hoy es que una variedad de parámetros del motor debe ser controlada para asegurar una combustión altamente eficiente para una mejor economía de combustible y emisiones de escape reducidas. Es genial cuando está trabajando, pero los sensores que monitorean la temperatura del motor, nivel de oxígeno en los gases de escape, la velocidad del motor, golpe pre-ignición, posición del cigüeñal y muchos otros parámetros, es por eso que los sensores deben estar funcionando correctamente o el motor puede funcionar mal o dejar de funcionar en lo absoluto.

Tal dependencia de los sensores del motor del coche y sistemas electrónicos requiere un nivel de calidad y fiabilidad que los automóviles no han necesitado de poseer antes. Es un reto que, de cumplirse, hará que nuestros vehículos cada vez más fiable… pero también puede que sean aún más difíciles de diagnosticar debido a La complejidad de los sensores de tu vehículo.

Sandra Jaimes